Posts Tagged Tips

Cómo comprar un auto nuevo IV


CUARTO ERROR: La depreciación es un iceberg.
En el momento en que un auto sale de la tienda, pierde entre el 15% y el 30% del precio que pagamos por él. A partir del segundo año, la depreciación es de aproximadamente 10% anual, siempre y cuando el modelo en cuestión tenga una presencia comercial y representación adecuadas. Los autos huérfanos, sin representante o con uno de mala reputación, se deprecian más rápido. Los automóviles de lujo se deprecian en picada. Un sedán premium de 60 mil dólares pierde 24 mil en dos años.

Si por alguna razón tenemos que vender nuestro sedán 1.6 de 15 mil dólares en emergencia, no darán por él entre 10 mil y 12 mil dólares, aunque sólo tenga 500 km de recorrido.

Debemos estar preparados para asumir este gasto. Si usted lleva un manejo programado de sus finanzas familiares, cuidado con el iceberg de la depreciación. No vaya a ser que su 1.6 termine siendo su Titanic.

Fuente: Revista Automás Nº 137 pp. 58-60

Share

Tags: Comprar Auto, Consumo, Tips

Cómo comprar un auto nuevo III


TERCER ERROR: El auto cuesta lo que usted paga por él.
El auto cuesta bastante más de lo que usted paga por él. Tomemos, por ejemplo, un sedán gasolinero de 4 cilindros y 1.6 litros, completamente equipado, cero kilómetros, con un precio en tienda de 15 mil dólares.

Al pagar los 15 mil dólares nos convertimos en propietarios de un auto de estreno. Hay pocos objetos que nos produzcan tanta satisfacción inmediata como un auto nuevo. Pero antes de disfrutar de su chocolate, deberá incurrir en otros gastos.

El primero es llenar el tanque. En nuestro sedán de 1.6 litros ello implica 14 galones de combustible (51 litros, aproximadamente). Si nuestro recorrido mensual es de 1500 km, y logramos un rendimiento medio de 35 km/galón (tomando en cuenta los atascos y el tráfico, gastaremos por año unos 3 mil dólares sólo en combustible.

Proteger nuestro auto nuevo con un buen seguro integral cuesta unos mil dólares anuales. Hay otros dos gastos de carácter obligatorio: el seguro contra accidentes de tránsito y el impuesto vehicular, cobrado por el Estado durante los primeros años de uso del vehículo.

Esto no es teoría. El auto sin combustible no funciona. Sin seguro no debería estar. Y si no se paga el seguro obligatorio y los impuestos, será detenido por la policía.

Fuente: Revista Automás Nº 137 pp. 58-60

Share

Tags: Comprar Auto, Consumo, Tips

Cómo comprar un auto nuevo II


SEGUNDO ERROR: El auto es una inversión
Una inversión aumenta el valor de nuestro patrimonio a través del tiempo. Un gasto lo disminuye. Para invertir, como para ahorrar, tenemos que renunciar o postergar satisfacciones derivadas del consumo. Invertimos y ahorramos cuando dejamos de comprar un bien o un servicio. En cambio, gastar dinero nos permite disfrutar inmediatamente de un valor real o percibido.

Salvo que usted se dedique a la compra-venta o alquiler de automóviles, el auto es un gasto y no una inversión.

A cambio de una cantidad importante de dinero, obtenemos el único medio de transporte que nos permite elegir cuándo, donde y con quién queremos viajar. Hasta un taxi, el medio de transporte público más personalizado, nos impone ciertas restricciones, empezando por la presencia (y manejo) del taxista.

Hay algunos modelos, como el BMW 507, un fabuloso coupé del cual se fabricaron solamente 254 unidades entre 1956 y 1959, que hoy valen una fortuna. Si usted encuentra un 507, sin importar el estado de conservación, y lo compra por menos de 50 mil dólares, habrá hecho el negocio de su vida. Pero ésta es la excepción que confirma la regla. La gran mayoría de automóviles pierde valor en el tiempo y al final de su vida útil, que puede ser de 10 a 15 años, no valen casi nada.

Por supuesto, hay locos que pagan 500 dólares por un pedazo de chatarra de los 70 que todavía funciona. Pero son una especie en vías de extinción: el precio de la gasolina los está matando.

Si usted compra un auto para uso particular o familiar, tache la palabra inversión de su diccionario mental. No es aplicable.

Fuente: Revista Automás Nº 137 pp. 58-60

Share

Tags: Comprar Auto, Consumo, Tips

Cómo comprar un auto nuevo I


Hay cuatro errores frecuentes a la hora de comprar un automóvil nuevo. Pero también hay maneras de cómo evitarlos:

PRIMER ERROR: El auto es un chocolate.
La gente ve un auto nuevo en el salón de exhibición y ve un producto terminado: un chocolate listo para comprarlo y consumirlo. La gente se equivoca: el auto no es un chocolate. Los chocolates no necesitan servicio o repuestos, ni se revenden después de usarlos. Tampoco cuestan decenas de miles de dólares.

Si bien las fábricas prueban cada vehículo antes de enviarlo a la tienda, el auto es una máquina tan compleja, y su uso lo somete a exigencias tan severas, que ningún modelo está libre de presentar fallas a través de su vida útil.

Cuando usted compra un Toblerone, la responsabilidad del fabricante y del vendedor termina al entregarle un dulce en buen estado. En el caso del auto, la situación es totalmente distinta. La responsabilidad del vendedor comienza cuando usted le da la vuelta a la llave y pone en marcha una máquina que debe durar años y recorrer miles de kilómetros. Por eso, ningún automóvil es mejor que el servicio técnico que lo respalda.

¿Ya vio todos los chocolates que hay en los salones de exhibición? ¿Ya sabe cuál quiere? Ahora, averigüe si el modelo que le gusta tiene repuestos y servicio, y a qué precio. Pregunte, por ejemplo, cuánto cuesta y demora la entrega de un faro delantero o de la máscara completa (partes que suelen requerir recambio por robo o choque). Compare esta información con la de otros automóviles del mismo rango de precio en otras marcas.

Su auto nuevo va a pasar al taller: tanto para cumplir con los servicios de la garantía como por otras razones imprevistas.
En ese momento, y no antes, usted sabrá si hizo una buena compra.

Para tomar una decisión correcta, infórmese acerca de la calidad de servicio que ofrece el representante de ese chocolate que tanto le llama la atención. Precisamente, porque no es un chocolate.

Fuente: Revista Automás Nº 137 pp. 58-60

Share

Tags: Comprar Auto, Consumo, Tips

Que se debería de tener en cuenta al momento de comprar un auto


Interior

Continuando con la anterior publicación, les voy a comentar a modo muy personal, cuales son esos detalles que se deberían de apreciar y tener muy en cuenta cuando se va a mirar un auto a un concesionario, son unas pequeñas pautas que podrían ser de mucho valor a la hora de tomar una decisión.La primera impresión

  • Como luce exteriormente.
  • Tamaño de los rim, que clase de llantas, cauchos o ruedas (esto depende de la región o el país) lleva el vehículo.
  • Color de la pintura del vehículo.
  • Altura desde el suelo.


Una vez adentro

  • Asiento del conductor:
    • Postura
    • Sensaciones
    • Ergonomía
    • Colocación de los elementos
    • Tacto de los mandos
    • Distancia de los pedales
    • Posición de la palanca de cambios
    • Vista de la parte delantera y trasera del vehículo desde esta posición
    • Acabados de los elementos del tablero
    • Buena visión del velocímetro
    • Contador de revoluciones (si lo tiene)
    • ¿Timón regulable?
    • ¿Silla regulable?
    • Posición lumbar (dureza)
    • Elementos de seguridad (cinturones de seguridad, cuantos airbags)
    • Posición del freno de emergencia
    • Como se ve el exterior desde los retrovisores
    • Altura del techo
  • Resto del interior:
    • Habitabilidad
    • Comodidad
    • Funcionalidad
    • Tacto de los materiales
    • Sensación de calidad
    • Acabados de los elementos
    • En caso de ser 2 puertas verificar la facilidad para subir a las sillas de atrás
    • Como se siente estar de copiloto y de pasajero en la silla trasera
    • Altura en la parte trasera (techo) del auto una vez sentado
  • En marcha
  • Desde el punto de vista del conductor:
    • Tacto de los pedales
    • Tacto de los cambios (precisión)
    • Funcionamiento de los distintos elementos
    • Equipo de sonido
    • Climatizador o aire acondicionado
    • Otros dispositivos (sensor de lluvia, luces, pito, seguros, vidrios, retrovisores, etc.)
    • Sensaciones al conducirlo (reacción, potencia, suavidad, agarre, radio de giro, insonoridad, etc.)
  • Desde el punto de vista del pasajero:
    • Sensaciones
    • Comodidad etc

Esta es una apreciación muy personal de lo que se puede tener en cuenta, demás que muchas me quedaron haciendo falta y cada cual puede ver de diferente manera las cosas, al final solo usted mismo podrá sacar su propia conclusión, recuerde que a veces no solo lo exterior vale, una vez lo manejes te puedes desencantar de el o terminarte de enamorar del mismo.

¡Y no olvides siempre exigir la prueba de ruta!

Share

Tags: Compra, Seguridad, Tips